Rotulación de fachada en Alcalá de Henares, Madrid

Rotulacion fachada restaurante

Recientemente hemos llevado a cabo el diseño y la rotulación de la fachada e interiores para un nuevo Restaurante en Alcalá de Henares, Madrid. El trabajo ha sido totalmente integral, desde el diseño del logotipo, de todos los elementos decorativos y la gráfica que se aplicó en todo el local. Se trata de un Restaurante Árabe y su nombre es Almedina. Curiosamente, Almedina también es el nombre de un bello pueblo del Campo de Montiel, comarca en la que Don Quijote inició sus universales aventuras y a la que nos sentimos muy unidos… pero en este caso, es el Restaurante Almedina el protagonista de esta entrada.

Todo el diseño está basado en gráficas árabes, fundiendo lo corporativo con lo decorativo. Como todos sabemos, la arquitectura y la decoración árabe es una de las más ricas y bellas históricamente. Rica en color, en textura y muy elaborada… Restaurante Almedina presenta una versión modernizada de este tipo de arquitectura que, en su conjunto, crean un espacio amplio, bello y agradable. Para la rotulación tanto de la fachada como del interior, se han usado vinilos impresos, vinilo al ácido, panelado de aluminio y otros elementos decorativos como cuadros con marcos dorados, pictogramas, etc…

En paralelo a la rotulación, nuestro estudio también ha sido el responsable de diseñar la campaña de apertura mediante flyer y otros elementos de difusión, así como las cartas, menús, cartas de cachimbas y todo los soportes necesarios para la difusión de sus productos y el inicio de la actividad.

Queremos agradecer a la dirección de Restaurante Almedina la confianza que, desde el primer momento, depositó en Barraquete Diseño y Comunicación. Y por último, recomendar Almedina Restaurante a todos aquellos que quieran disfrutar de una experiencia gastronómica diferente. No lo decimos por cumplir, hemos estado allí cenando y probando la cocina y salimos realmente contentos. Todo estuvo muy rico, pedimos un menú degustación para ocho personas y es muy recomendable. Fue como un recorrido gastronómico por los principales o más representativos platos árabes y además tuvimos suerte, ya que el día que estuvimos había espectáculo en directo y pudimos disfrutar de bailes y danzas árabes… lo dicho, muy recomendable.